SATSANGA DEL HERMANO ACHALANANDA – SANTUARIO DE EL LAGO

SATSANGA DEL HERMANO ACHALANANDA – SANTUARIO DE EL LAGO

Satsanga del Hermano Achalananda en el Santuario de El Lago – 10 de septiembre de 2017

El Hermano nos dijo que ha habido mucho caos en el mundo desde el eclipse… terremotos, huracanes, etc.

¡También que había habido “turbulencias” en el ashram! Durante 60 años, las monjas han dirigido el barco de SRF, y los monjes han «remado con sus remos en la mano» y ahora que hay un monje en el timón, la gente se pregunta qué debemos hacer ahora que tenemos un «Papá Sanga» (en referencia a que, al ser mujeres las últimas dos presidentas de SRF, se las llamaba Sanga Matas, madres de la Sanga o Asociación, Hermandad).

El Hermano dijo que no tenemos que preocuparnos, ya que el Hermano Chidananda es un «buen hombre». El Hermano Achalananda lo conoció cuando Chidananda entró en el ashram y le quedó claro desde el principio que el Hermano Chidananda tenía el entendimiento para llegar a ser Presidente,si continuaba en la dirección que había estado siguiendo. Estuvo guiado por Daya Ma y Mrinalini Ma. «Él tiene una mente brillante y un buen corazón, y  ambos son necesarios para ocupar ese puesto».

El hermano dijo que fue el primero en nominar al hermano Chidananda para convertirse en presidente de SRF.

También dijo que, aunque la muerte de Mrinalini Mata no fue una sorpresa, aún así, fue una sorpresa. Los monásticos celebraron su propia ceremonia después de la Convención, la cual es un poco diferente a la que se lleva a cabo para el público general y los miembros laicos.

Así mismo dijoque tuvo una experiencia supraconsciente. Había estado en la ladera de un acantilado y de repente se estaba cayendo… Dijo que esto NO era un sueño, era algo supraconsciente, pues parecía real, y se dijo a sí mismo: «bueno, voy a chocar contra el suelo», cuando vio las rocas de abajo que se acercan rápidamente mientras caía. Justo cuando estaba a punto de golpearse contra las rocas, se encontró en los brazos del Maestro.

Luego nos miró a todos y dijo enfáticamente: “el Maestro les recogerá a todos”. Era como si hubiera tenido esa visión supraconsciente para todos nosotros… Fue tan enfático en señalar que, en el último instante, antes de padecer un desastre, el Maestro nos protegería y nos salvaría.

El hermano mencionó que la tierra ha pasado por muchos tiempos turbulentos. El Maestro predijo que esto sucedería.Luego nos leyó pasajes del capítulo 16 del Guita sobre el ennoblecimiento y las cualidades demoníacas.

Preguntó cuántos, en la congregación, habían decidido poner en práctica las palabras de Jesús: «buscad primero el reino de Dios… y todas las demás cosas os serán dadas por añadidura». Algunos alzaron la mano.

Dijo que esperaba poder levantar su mano también, al final de esta vida. Habló de la necesidad de comprometernos con nuestro sadhana (disciplina espiritual) y de no distraernos con el mundo.

También dijo que necesitamos compartir unos con otros.

Mencionó que durante el huracán Harvey, la gente había pensado que el sur estaba dividido por el racismo y sin embargo, mira lo que pasó: vimos a todos ayudándose unos a otros. Esta es la clase de estadounidense que amamos, y ésta es la América que nos encanta ver.

Él dijo que debemos servirnos unos a otros, y no sólo entre nosotros (devotos) sino a TODOS. Incluso una sonrisa puede ser un regalo amable para otra persona. ¿Con qué frecuencia damos una sonrisa para ayudar a elevar a otra persona?

También habló de estar dispuesto a cambiar.

Dijo que una vez había visto algo en el suelo y pensó que debía recogerlo. Y habló sobre el ego, y cómo su ego puso la excusa al pensar: «pero fue otra persona la que lo dejó caer». Sintió que no quería recogerlo, aunque sabía que era lo correcto.A veces necesitamos agacharnos y ver cómo se ven las cosas desde otra perspectiva. «Es posible que veas algo diferente cuando estás ahí abajo».

Habló de su lema: «sigue adelante».

Dijo que se había caído de bruces tantas veces que su rostro debía estar plano. Pero siempre se dice a sí mismo, «levántate» y él lo ha hecho, y sigue avanzando hacia adelante.

Mencionó que había conocido a Daya Ma poco después de entrar al ashram. Ella le dijo, «usted es uno de los chicos nuevos» y él asintió. No podía recordar nada más de lo que ella dijo porque había mucha actividad en su columna vertebral. Comentó que cualquiera que pueda ejercer ese tipo de efecto en ti, no es una persona común.

Luego, al conocer a Tara Mata, le volvió a pasar lo mismo. Se dijo a sí mismo: «bueno, aquí hay otra igual».

Cuando el hermano se encontró con Rajarsi, se sintió tan atraído por el amor, la paz y la alegría de su rostro que se tambaleó y luego tuvo que agacharse para evitar caerse. La energía había sido tan fuerte!. Se dijo a sí mismo: «No sé lo que tiene, pero sea lo que sea, ¡LO QUIERO!»

En este día también, el Hermano Sarvananda dio su primera charla en el Templo de El Santuario de El Lago. contó varias historias, pero la más conmovedora para mí fue la de un hombre muy bajito y delgado de América del Sur, que trabajaba en el almacén de materiales para cumplir con los pedidos de libros y levantaba montones de libros durante todo el día. Después de trabajar unos meses, había desarrollado un fuerte dolor de espalda y regresaba a su casa agotado cada noche. Finalmente pidió una cita para hablar con el hermano Bhaktananda y esperaba que el Hermano mostrara algo de simpatía y quizás sugiriera que trabajara en otro departamento. El Hermano le miró de una manera muy intensa y dijo: «¡Trabaja con INTENSIDAD!»

El hombre lo hizo así, y después del primer día notó que ya no tenía ningún dolor de espalda ni fatiga y trabajó desde entonces con una intensa voluntad.

 

Notas de un devoto

 

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están desabilitados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar