“Manifiesta la verdad de lo que eres como alma: eternamente joven” por Sri Daya Mata -“Obtener energía divina de nuestra unidad con Dios” por el Hermano Chidananda

“Manifiesta la verdad de lo que eres como alma: eternamente joven” por Sri Daya Mata

Presentamos aquí una carta que se publicó en la edición de otoño de 2010 de la revista de Self-Realization, en la que Daya Ma nos recuerda con amor la verdadera fuente de la juventud y cómo podemos irradiarla con alegría en nuestras vidas.

Queridos,

El énfasis de la gente hoy en día está en prolongar la juventud. Pero se centran en los aspectos externos de verse joven y ser capaz de actuar joven. Paramahansa Yogananda demostró en su vida que la juventud es un estado de conciencia edificante que alimenta la vitalidad de la vida y el poder de alcanzar logros.

Vivió en el reino donde los pensamientos divinos son la Realidad y nos enseñó a cultivar esos pensamientos que hacen que nuestros cuerpos y mentes manifiesten la Verdad de lo que somos: “Tú, el alma, eres eternamente joven. Imprime ese pensamiento en tu conciencia: «Yo soy el alma, un reflejo del Espíritu siempre joven». Estoy vibrante de juventud, de ambición y de poder para triunfar’”.

Las personas más vibrantemente “vivas” son aquellas que han traído a Dios a su existencia diaria.

Los medios físicos para la juventud, en la medida en que se basan en las leyes de salud de Dios, son valiosos, aunque inevitablemente temporales. La verdadera juventud es mucho más que mantener el bienestar corporal. Es una vitalidad de mente y espíritu que irradia desde dentro: un gozo que nace de sentir nuestra profunda conexión interna con el poder y la bienaventuranza eternos de Dios.

Me encanta ver en los devotos esa cualidad del alma, de entusiasmo juvenil, que se expresa como una actitud positiva de aprovechar al máximo las experiencias de la vida y negarse a verse obstaculizado por las limitaciones del cuerpo.

Ya sea que seamos adolescentes o “personas mayores”, cuando constantemente refrescamos nuestro interés en desarrollar el potencial de nuestra mente y nuestras habilidades, cuando el corazón está siempre listo para dar y servir, cuando mantenemos la fe en Dios sin importar lo que pase en nuestras circunstancias, realmente estamos bebiendo de la “fuente de la juventud” interior.

Cuando la gente le preguntaba su edad, Paramahansaji respondía alegremente: “No tengo edad; mi edad es una… infinita”. No le des demasiada importancia a tu forma exterior; no es más que una de las innumerables prendas corporales que os habéis puesto en muchas estancias terrenales.

De vez en cuando a lo largo del día, y especialmente cuando la mente está concentrada en la meditación, recuerda que eres un alma dotada de la vida eterna de Dios, agraciada con Su eterna juventud y belleza. Como dijo Paramahansaji: “Siente tu unidad con el Padre… Siente Su gloria registrando Su Infinita Inmortalidad en tu cuerpo, mente y alma”.

Dios te ama,

Daya Mata

 

“Obtener energía divina de nuestra unidad con Dios” por el Hermano Chidananda

EXTRACTOS DE UNA CHARLA DEL HERMANO:

Guruji dijo: “Noche y día, afirma lo que en verdad eres”. Primero lo leeré y luego lo haremos todos juntos: “Soy el inmutable, soy el infinito. No soy un pequeño ser mortal que tiene huesos quebradizos o un cuerpo perecedero. Soy el Infinito inmortal e inmutable”. Así que repitamos juntos:

Soy el Inmutable

Soy el Infinito

No soy un pequeño ser mortal

Que tiene huesos quebradizos

O un cuerpo perecedero

Soy el inmortal e inmutable Infinito

Soy Inmutable

Soy Infinito

No soy un pequeño ser mortal

Que tiene huesos quebradizos

O un cuerpo perecedero

Guruji dijo que, si repiten una y otra vez estos pensamientos, día y noche, finalmente se darán cuenta de lo que realmente son: un alma inmortal. Y ya saben, incluso el cuerpo físico es una emanación de esa conciencia divina. En algún momento, párense delante de un espejo con los pies separados y los brazos extendidos. Luego cierren los ojos, miren hacia el entrecejo y visualicen el ojo espiritual, el anillo dorado y brumoso que rodea esa esfera azul opalescente, y luego en el centro esa estrella de cinco puntas, esa estrella plateada de Conciencia Cósmica. Y sepan, y sientan, que ese cuerpo en forma de estrella es una emanación de esos pensamientos causales creativos, esa conciencia causal, que fluye de esa estrella de cinco puntas. Por eso tenemos cinco dedos en manos y pies, por eso hay cinco extremidades, se podría decir: una cabeza, dos brazos y dos piernas, creando ese cuerpo humano en forma de estrella.

Es por eso que tenemos estos cinco sentidos, por lo que existen cinco pranas, o cinco energías vitales, cinco órganos de la acción que componen nuestro instrumento físico, todo está emanando desde esa conciencia inmortal en el ojo espiritual. Y debemos recordar cada vez, mañana y tarde, cuando practicamos esos Ejercicios de Energización, visualizando la corriente de vida que fluye en la médula y que va luego a todas las partes del cuerpo, con concentración, debemos sentir la energía vital e inmortal que es en realidad la sustancia de nuestro cuerpo, la sustancia de este vehículo a través del cual nos abrimos paso a la vida. Cada vez que lo hacemos estamos reforzando la conciencia de que somos un ser inmortal. En otras palabras, estamos desarrollando el valor.

Guruji dijo: “Las Lecciones de SRF te enseñarán cómo contactar con la Vida Cósmica, el océano de la energía cósmica de Dios, directamente de la fuente interior. Entonces podrás decir, ‘No soy el cuerpo. Soy la carga de electricidad divina que impregna todo mi cuerpo’”. Así que repitamos juntos: “No soy el cuerpo. Soy la carga de electricidad divina que impregna todo mi cuerpo.  No soy el cuerpo. Soy la carga de electricidad divina que impregna todo mi cuerpo. No soy el cuerpo. Soy la carga de electricidad divina que impregna todo mi cuerpo. Soy la carga de electricidad divina. Soy la carga de electricidad divina, que impregna todo mi cuerpo. Estoy más allá de todo lo finito. Soy las estrellas, soy las olas y la Vida de todos los seres. Soy la risa que retoza en todos los corazones. Soy la Sabiduría y el Poder que sustentan toda la creación. Soy la Sabiduría y el Poder que sustentan toda la creación.

Hay algo que rápidamente llegamos a entender cuando practicamos estas afirmaciones, estos pensamientos de inmortalidad. Y eso es, cultivar el valor, cultivar la resistencia, no es una postura defensiva. No es … una mentalidad en la que estamos constantemente enfocándonos: “Tengo que protegerme, tengo que protegerme”. El verdadero yogui adopta un enfoque positivo. Y no es una postura defensiva, sino una expresión positiva de la naturaleza del alma. Esa verdadera intrepidez que el Guita describe como una de las cualidades de tejas, una palabra que significa manifestación ardiente de las cualidades de esa alma inmortal que llevamos dentro. Guruji dice en su comentario del Guita: “El resplandor del carácter, o tejas, proviene del fuego cósmico de la conciencia suprema de Dios”. Y dice: “A través de una larga meditación en Dios, a través de una larga meditación en Dios, el devoto se impregna de la refulgencia de ese fuego cósmico. Tejas confiere al hombre audacia mental y moral y la irradiación de una irresistible confianza en la justicia que emana de los devotos que han sentido en su interior la certeza del poder divino. Tales experiencias desarrollan una naturaleza espiritual heroica”. ¿Quieren tener eso?

Muy bien aquí hay otro. Voy a leerlo. Luego lo haremos juntos: “Soy valeroso; estoy hecho de la sustancia de Dios. Soy una chispa del Fuego del Espíritu. Soy un átomo de la Llama Cósmica. Soy una célula del cuerpo universal del Padre. Mi Padre y yo somos uno”. Ahora juntos:

“Soy valeroso (cierren los ojos y sientan esa energía, sientan esa conciencia divina) estoy hecho de la sustancia de Dios. Soy una chispa del Fuego del Espíritu. Soy un átomo de la Llama Cósmica. Soy una célula del cuerpo universal del Padre. Mi Padre y yo somos uno”.

Soy una chispa del Fuego del Espíritu. Soy un átomo de la Llama Cósmica. Soy una célula del cuerpo universal del Padre. Mi Padre y yo somos uno”.

Soy una chispa del Fuego del Espíritu.

Soy un átomo de la Llama Cósmica. Soy una célula del cuerpo universal del Padre. Mi Padre y yo somos uno”. “Yo y mi Padre somos uno”

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar