“LA RELACIÓN GURÚ-DISCÍPULO: ABRAZADA EN UN HALO DE AMOR A DIOS” – SISTER BHAKTI

“LA RELACIÓN GURÚ-DISCÍPULO: ABRAZADA EN UN HALO DE AMOR A DIOS” – SISTER BHAKTI

“LA RELACIÓN GURÚ-DISCÍPULO: ABRAZADA EN UN HALO DE AMOR A DIOS” – SISTER BHAKTI

Buenos días, es una vista muy estimulante e inspiradora verlos a todos ustedes, procedentes de todo el mundo. Y creo que sus caras alegres son el mejor testimonio por todo lo que han estado recibiendo esta semana de Dios y el Gurú.

Como se mencionó, nuestro tema de esta noche es “La relación Gurú discípulo: Abrazada en un halo de amor a Dios”. Creo que es un tema muy cercano a nuestros corazones, porque todos quereos ser amados. Tal vez durante muchas vidas hemos buscado ese amor perfecto y nos hemos preguntado si alguna vez lo encontraríamos. Pero el Gurú viene a asegurarnos que ya lo tenemos. No tenemos que esforzarnos por ello, o luchar por ello. Es algo nuestro. E incluso en medio de todas las incertidumbres y presiones del mundo, ese amor nos está sosteniendo. Nos rodea todo el tiempo. Tan sólo tenemos que reconocerlo y sintonizarlos con él y aprender a confiar en él. Y de eso el de lo que trata realmente esta clase.

El Gurú sirve como un canal puro de ese divino amor, de modo que pueda volverse más real para nosotros. Y cuando nos reunimos, tal como ahora, tenemos una oportunidad especial, para sintonizar realmente con el Gurú. Porque nuestra devoción unida atrae su respuesta, y eso hace que sintamos su presencia, su amorosa y viviente presencia, de una manera más tangible. Y eso es lo que quiero, en verdad, que todos ustedes experimenten en esta Convocación y que puedan llevárselo cuando vuelvan a sus hogares.

Tomemos ahora unos momentos para concentrarnos en el Gurú, mirar su foto y ofrécele nuestra devoción. Y sentir que él está con nosotros en este mismo momento, vertiendo su divino amor y bendiciones. (Muestra la foto del Maestro).

Me gustaría compartir con ustedes una pequeña historia que nos cuenta algo importante sobre la relación Gurú-discípulo. La contó una devota que estuvo aquí durante la vida del Maestro. Ella estuvo presente cuando él estaba reunido con algunos de los devotos, y él les dijo: “Todos ustedes son ángeles”. Ella se quedó algo sorprendida porque conocía a aquellos devotos en su vida diaria. Sabía que eran humanos y que igual que nosotros, tenían sus momentos en que el halo sobre sus cabezas no brillaba tan luminosamente. Pero luego miró sus caras mientras veían al Maestro y comprendió lo que él quería decir. Vio la sinceridad, la devoción, la bondad, vio el alma brillando a través de ellos. Y eso es lo que nosotros vemos, cada vez más, en todos ustedes, durante toda esta semana. Vemos el alma brillando a través de ustedes. Y eso es lo que Guruji ve en cada uno de nosotros. Él ve esa la bondad y la sinceridad. Él ve esas puras y perfectas cualidades de nuestras almas. Y su papel consiste en sacar esas cualidades a la luz.  Él quiere despertar en nosotros lo que realmente somos.

Cuando estaba pensando en esto recordé una tarjeta de felicitación que alguien me envió hace algún tiempo. Tenía la foto de un gatito en ella. Y el gatito se estaba viendo en un espejo. Pero viendo detrás del espejo veías que no era un gatito, era un león grande y majestuoso. Y pensé: “Ese es la clase de espejo que el Maestro sostiene ante nosotros. Él está tratando de decirnos: “No eres una pequeña criatura, frágil e indefensa, eres un león divino. Y no necesitas tener miedo de ninguna cosa en la vida, o estar preocupado por cualquier obstáculo que se interponga en tu camino, porque dentro de ti tienes todo lo que necesitas para salir victorioso, Tienes la imagen de Dios dentro de ti”. Tenemos que seguir manteniendo ese pensamiento en nuestra conciencia, porque a veces la vida cotidiana nos hace olvidar. Pero como nos ha dicho el Maestro: “Somos tan parte de Él ahora, como siempre lo seremos. Sólo tenemos que mejorar nuestro conocimiento”.

Nuestra amada Sri Daya Mata, que estaba tan totalmente en sintonía con el Maestro, dijo esto: “Un requisito, y una bendición infinita del sendero espiritual, es la relación intima e incondicional que se establece entre el Gurú y el discípulo. Y les aseguro que por parte de Guruji esa relación es eterna y sin ninguna condición. Se basa en un amor que seguirá contigo y te cuidará hasta la eternidad”. Se basa en un amor que seguirá contigo y te cuidará hasta la eternidad.

Somos muy amados, más allá de lo que podríamos imaginar. Ese infinito amor de Dios fluye a nosotros a través del Gurú y nos sigue de vida en vida, hasta que encontremos la liberación final. Tal vez recuerden de la Autobiografía de un yogui, ese relato de cuando Lahiri Mahasaya encontró por primera vez a su gurú Babaji, y Babaji le dijo: “Aunque me perdiste de vista, ¡yo nunca dejé de verte! A través de tinieblas, tormentas, mareas y luz, te seguí, como la madre pájaro que cuida de sus polluelos. Pacientemente, mes tras mes, año tras año, he velado por ti, esperando este día perfecto. ¡Ahora estás conmigo!

Creo que el Maestro querría que llevarais esas palabras en vuestros propios corazones y os dierais cuenta de que él está cuidando de nosotros con el mismo cuidado y ternura. A veces, si pensamos en los años pasados, nos damos cuenta de que incluso antes de encontrar al Maestro en esta vida, él nos ha estado cuidando.

Recuerdo uno de esos incidentes, cuando tenía 13 años y estaba punto de irme por siete semanas a un campamento de música de verano. Estaba emocionada, pero también me sentía aprensión, porque iba a ser la primera vez fuera de casa. Tuve que tomar un tren nocturno para llegar allí, y no pasó mucho tiempo después de que el tren abandonara la estación, cuando empecé a sentir mucha nostalgia. Sentí como si esas siete semanas fueran una eternidad delante de mí. Y estaba sentada allí, mirando desde la ventana a la oscuridad, sintiéndome realmente miserable, cuando de repente un pensamiento vino muy fuerte a mi mente: “¿Cómo puedes tener nostalgia de casa? El mundo entero es tu hogar”. No tenía ni idea de dónde había venido eso. Y no lo analicé demasiado profundamente en ese momento, pero una cálida sensación reconfortante vino con él. Miré a mi alrededor, a las personas que estaban en el compartimento del tren y los vi bajo una luz diferente. Pensé: “por supuesto que no los conozco y todos estamos viajando a lugares diferentes, pero estamos viajando juntos”. Y de alguna manera sentí una sensación de conexión, un parentesco con ellos. Y me di cuenta de que la nostalgia había desaparecido por completo. Se había ido, y nunca volvió. Ese sentido de conexión con otras personas y con la belleza de la naturaleza, se quedaron conmigo y todo el verano fue en verdad un momento muy bonito.

Muchos años después, cuando finalmente encontré las enseñanzas del Maestro, tenía curiosidad por saber si esa frase sobre que “el mundo entero es tu hogar” estaba en algún lugar de sus escritos. Así que la busqué y, por supuesto, la encontré en varios lugares de las lecciones. Y en uno de esos pasajes el Maestro hablaba de “librarse de identificaciones estrechas”, y decía: “de lo contrario, nunca sabrás la gran felicidad que posee la gente que considera a todo el mundo como su propia casa y a todos sus habitantes, como a sus parientes consanguíneos y hermanos divinos”. Bueno ese incidente siempre me ha recordado de como el Maestro nos cuida personalmente a todos. Sólo tenía trece años y no estaba preparada todavía para sus enseñanzas, pero aun así ese amor divino y su vigilancia estaba allí.

La mayoría de nosotros no conocimos al Maestro en su forma física en esta vida, pero cuando descubrimos sus enseñanzas, sentimos en nuestras almas esa atracción de su amor divino. Para algunos de nosotros fue un reconocimiento inmediato en el que supimos que él era nuestro Gurú. Para otros puede que se desarrollara de una forma más gradual, pero una vez que estamos convencidos en lo más profundo de nuestro ser de que hemos encontrado a nuestro Gurú, entonces llega ese deseo de comprometerse con él, lo que establece esa relación Gurú-discípulo, como hizo el Maestro con su Gurú, Sri Yukteswar, lo que está hermosamente descrito en la Autobiografía de un yogui, sobre cómo Sri Yukteswar miró al Maestro con una insondable ternura en su mirada, y le dijo: “Te doy mi amor incondicional, me darás el mismo amor incondicional”, y el Maestro dijo: “Te amaré eternamente Gurudeva”. En esas sencillas palabras está toda la esencia de la relación Gurú discípulo. Tiene sus raíces en el amor incondicional y eso es lo que tenemos que recordar en cada paso del camino. Si realmente creemos que el Gurú nos ama eternamente, entonces podremos entender y recibir correctamente todo lo que nos venga de él. Y no es una relación de dirección única. Por nuestra parte, a través de nuestra propia libre elección, también tenemos que darle nuestro amor y lealtad. Esa relación con el Gurú se vuelve más significativa para nosotros cuando también nos damos cuenta de que es muy personal. Cuando aceptas al Maestro como tu Gurú, no eres otro entre miles, tienes una relación muy personal con él, y nadie puede tomar tu lugar en su corazón.

Sri Gyanamata, una de las discípulas más destacadas del Maestro en los primeros años, nos animó a pensar: “Él ha venido por mí”, y luego a tomar la decisión, “he conocido a mi Gurú. Él ha venido. Y ahora tengo que ser receptivo a él”. “He conocido a mi Gurú. Él ha venido. Y ahora tengo que ser receptivo a él”.

En la Ciencia Sagrada, Sri Yukteswar ha compartido con nosotros el secreto de como acercarnos más al Gurú e incrementar nuestra receptividad. Dijo: “Cultivar la compañía del Gurú es no sólo encontrarse en su presencia física (ya que esto es a veces imposible), sino que significa principalmente mantenerle en nuestros corazones y sintonizarnos e identificarnos con él en principio”. También enfatiza que para mantener la compañía con el Gurú hay que asociarlo con el amor de nuestro corazón manteniendo su apariencia y atributos plenamente en nuestras mentes y reflexionando sobre estos y siguiendo afectuosamente sus instrucciones con la docilidad de un cordero”. Así que, ¿qué es lo que Sri Yukteswar está enfatizando? La sintonía interior. No tienes que estar en la presencia física del Gurú para recibir su guía y bendiciones. Los grandes santos en todas las edades han demostrado eso. Por ejemplo, San Francisco, que vivió siglos después de Cristo, y sin embargo veía a Su Gurú todas las noches en meditación. Y la santa india, Mirabai, que vivió siglos después de Krishna, y sin embargo, unió su conciencia completamente a él. Y así también nosotros, incluso si hemos llegado a este sendero después del fallecimiento del Maestro, podemos conocerlo, podemos estar cerca de él, a través de la devoción y la práctica de sus enseñanzas. Antes de que el Maestro dejara su forma física le prometió a Daya Mataji: “Cuando haya dejado este mundo, encontrarás que mi amor está siempre contigo, y siempre lo sentirás, incluso después de que me haya ido”. Ella dijo: “¡Cómo me emociona recordar esas palabras! No fueron solamente para mí, porque su amor es igual de profundo y constante con todos ustedes que son sus discípulos”. Daya Mata continúa diciendo: “El Maestro no tiene favoritos, del mismo modo que la Divinidad no tiene favoritos. Te toca a ti esforzarte por esa sintonía mental que determina lo mucho que puedes recibir”.

Así que ¿cómo profundizamos nuestra sintonía con el Maestro? Una vez, alguien le preguntó al Maestro cómo era que Rajarsi Janakananda fue capaz de progresar tan rápidamente en el sendero espiritual, y el Maestro dijo: “Él sabe cómo escuchar”. Así que todos necesitamos aprender cómo escuchar al Gurú. Puede que no esté aquí para hablar con nosotros en persona, pero a través de sus escritos y a través de todas las grabaciones que tenemos de su voz, tenemos su guía en cualquier tema. Y al leer y oír sus palabras, estamos absorbiendo no sólo las palabras, sino también el poder de esa Conciencia Divina en la que esas palabras fueron escritas y habladas. Realmente nos estamos poniendo en su presencia, especialmente si pensamos: “Él me está hablando a mí”.

Extractos de una charla de la Convocación de SRF

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están desabilitados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar