LA LEALTAD ES LA LEY MÁS ELEVADA DEL SENDERO ESPIRITUAL – POR EL HERMANO ANANDAMOY

LA LEALTAD ES LA LEY MÁS ELEVADA DEL SENDERO ESPIRITUAL – POR EL HERMANO ANANDAMOY

Paramahansa Yogananda decía: “La lealtad es la ley más grande del camino espiritual. Soy muy leal a mi línea de gurús. En este sentido soy muy ortodoxo. Cuando un gurú en particular viene a la tierra para ayudar a otras almas, aquellos a quienes él ayuda deben ser leales a ese ser que Dios les ha enviado. Una persona que sigue el sendero de Self-Realization Fellowship, debe ser completamente leal a Cristo, Krishna y los gurús de Self-Realización Fellowship. No basta con asistir a las reuniones en los Templos, Grupos y Centros; aquellos que se toman en serio la liberación final deben establecer un vínculo con la Sede Central de Self-Realization Fellowship, es decir, el Centro Madre, tomando las Lecciones que se envían desde allí. Estos estudios te permitirán encontrar la puerta secreta de tu alma a través de la cual podrás sentir la Presencia de los Gurús de SRF esperando para presentarte al Infinito. Solo se puede llegar al Padre Celestial a través de sus mensajeros elegidos. Cristo, Krishna y los gurús de Self-Realization Fellowship son esos mensajeros «.

El Maestro también dijo esto: “Un maestro de escuela cuando encuentra a un alumno en sintonía con él, puede enseñar a ese alumno mejor que a uno que se le resiste. Y no solo debes estar en sintonía con el Gurú, sino con todos sus ideales, actividades y asociados, y no te olvides de ser leal a Self-Realization Fellowship. Debes estar orgulloso de la obra y ser leal a ella para que las bendiciones de Dios fluyan a través de ti. El que no es leal a su propia organización, la obra que Dios ha enviado, no es leal a Dios «.

El Maestro dijo: “Hay un círculo interno y otro externo de discípulos. El círculo exterior está formado por los que vienen y se van. Y el círculo íntimo son los que vienen y se quedan». ¿Entiendes esto? Llegar al Maestro, llegar al Sendero que el Maestro está enseñando, a la Enseñanza que él dio.

Ahora bien, nunca sucede que una persona o un alma que acude por primera vez a un Maestro realizado en Dios permanezca hasta el final. El poder de Maya todavía es fuerte y la fuerza espiritual no se ha desarrollado completamente. Y así, se necesitan encarnaciones hasta que finalmente la persona llega y se queda. Y ahí es donde entra la lealtad. Y si entiendes este principio, te puede ayudar mucho, porque a veces el camino es difícil. Las pruebas a veces son muy severas. Y la tentación está ahí. Pensamos, bueno, no tengo que aguantar esto. Lo dejo.

Eventualmente todas las almas vienen y se quedan. Pero si entiendes este principio, te decides: “Vine al Maestro. Vine al Camino. Y me quedaré, pase lo que pase». Y así perteneces al círculo íntimo de discípulos.

«Dedicación incondicional a un camino»

Tengo una pregunta de un satsanga (es importante que conozcas esta pregunta):

“Siempre he tenido un gran interés por diferentes filosofías y caminos espirituales. ¿Es necesario alentar o desalentar tales búsquedas, una vez que uno ha sido iniciado en Kriya?»

Ahora quiero que entiendas este principio.

Aquí hay dos categorías diferentes de devotos. Algunos de ustedes todavía están buscando un camino, y eso está muy bien. Así que tienen que investigar varias enseñanzas, diferentes caminos, hasta que decidan cuál es el adecuado para ustedes, cuál pueden seguir. ¡Pero, esta es una pregunta de un Kriyaban! uno que ha sido iniciado. Y es cierto, cuando una persona está lista para la iniciación de Kriya, significa que está firmando un compromiso de lealtad, significa que entonces oficialmente entra en la relación Gurú-discípulo. Y este es un compromiso muy serio. A partir de ese momento, ese es el camino que sigue. Nada más.

Esto es lo que dijo el Maestro: “Después de conocer a mi Gurú (es decir, esta enseñanza, este camino), nunca busqué ni acepté el consejo de nadie más, ni practiqué ninguna otra enseñanza. La fuerza espiritual proviene de la dedicación incondicional a un sendero. Cualquier cosa menos es una parodia de amor y lealtad». Y tenemos que entenderlo.

“Mantengan puras las enseñanzas. Mantengan puras las enseñanzas».

Cada camino, y no estamos diciendo que este sea el único camino hacia Dios, decimos que cada camino tiene su enfoque, énfasis, métodos y vibración distintos y únicos. Ahora bien, si una persona no comprende lo que tiene que seguir para estar en sintonía con esa vibración, no comprende el principio más básico para el éxito espiritual. Y es por eso que el Maestro dijo: «La lealtad al Gurú y Su sendero es la ley espiritual más elevada».

El Maestro nos suplicó. Dijo: “Mantengan puras las enseñanzas. Mantengan puras las enseñanzas». Porque, si está agregando todo tipo de cosas, las enseñanzas se diluirán y muy pronto, desaparecerán». Recuerda esto. No son sólo cosas o causas. Hay todo tipo de cosas en el mercado estos días, ¿no es así? Algunas de estas parecen muy interesantes, muy fascinantes. Bajo el disfraz de espiritualidad, realmente hablan de fenómenos. De poderes psíquicos y fenómenos psíquicos y todo tipo de cosas. Observa con cuidado. Utiliza tu discriminación. Mantén puras las enseñanzas. En tu propia vida; hazlo simple. Ten todo concentrado. Concentra tu mente, tu conciencia en la pureza, la simplicidad de las enseñanzas, si quieres alcanzar la meta”.

Entrega total

Entrega total, y esa entrega no puede llegar a menos que haya una confianza absoluta, ¿no es así? Confianza absoluta, eso significa que has llegado al punto en el que realmente sientes «Yo soy tuyo, tú eres mío».

Confías al igual que un niño que tiene una confianza absoluta en su madre o su padre. Y esa confianza no puede llegar a menos que haya una lealtad total. Y esa es la Fórmula Divina. Y esa lealtad, esa lealtad cien por cien a Dios y al Gurú, no puede llegar a menos que ya exista una práctica de lealtad en los planos inferiores, todos trabajando hacia eso. Entonces, debes entender que la lealtad no es algo que nos restrinja. Todo es preparación, una preparación.

De hecho, la lealtad es la ley más elevada, la ley espiritual más alta, porque conduce a la confianza total, y eso conduce a la entrega total, y eso conduce a la receptividad completa a la gracia del Gurú, y con eso a la experiencia Divina.

La historia del hermano. Mokshananda

Quiero contarte una historia. Este es otro aspecto de la lealtad, o quizás la recompensa de la lealtad.

Fue cuatro días antes del Mahasamadhi del Maestro, cuando un nuevo monje llegó al Ashram, y más tarde se convirtió en el Hno. Mokshananda, muchos de ustedes lo conocieron. Y no recuerdo si fue el primer día que estuvo aquí o el segundo. Y el Maestro estaba saliendo, y le dije a Mokshananda (él estaba trabajando conmigo), le dije: “El Maestro va a salir. Vamos a despedirlo». Esa fue la primera vez que lo vio. El Maestro estaba en la puerta lateral del edificio. Su auto estaba listo. Estaba de pie allí, hablando con algunos de los monjes. Y yo presenté a Mokshananda al Maestro, y Mokshananda se arrodilló humildemente ante el Maestro. El Maestro tenía puesto su abrigo y su sombrero; se quitó el sombrero y miró a Mokshananda con Su dulce sonrisa, y le dijo: «La lealtad es la ley más elevada». Y por lo general, cuando el Maestro decía algo así, era en forma de enseñanza, o un recordatorio, posiblemente una advertencia. No así esta vez. Esta vez fue una expresión de elogio.Y supe, fue un momento muy, muy conmovedor, supe que el Maestro estaba saludando a un discípulo conocido del pasado, que había sido leal.

Y unos 30 años después, Mokshananda tuvo una enfermedad fatal. Y dejó este plano. Y después de que dejó su cuerpo, entré en su habitación para presentar mis últimos respetos. Y al lado de su cama había una gran foto del Maestro. Y miré esa foto. Y parecía que había una sonrisa muy dulce en el rostro del Maestro, como si quisiera asegurarme, decirme: él está bien, está conmigo. Y sabes, el Maestro solía decir: «si un devoto es fiel hasta el final, cuando fallezca, yo estaré allí»

Y la vida es corta; la vida es muy corta. La mayoría de ustedes son jóvenes, todavía no lo saben, pero llega el momento en que tenemos que dejar este cuerpo, cuando dejamos esta tierra y nos vamos al otro lado. Y entonces surge una nueva imagen, cuando el Gurú está allí y te recibe con los brazos abiertos, entonces nada más importa, nada más importa. Es la recompensa, otra recompensa de la lealtad hasta el final.

Tienes que pensar en estas cosas. Esa comprensión no viene, como ya sabes, sólo escuchando. Tienes que trabajar en ello.

Extracto de “Lealtad: la ley espiritual más elevada”, hermano Anandamoy, CD descargable https://bookstore.yogananda-srf.org/product/loyalty/

 

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están desabilitados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar