HISTORIAS DE PARAMAHANSAJI – POR LA HERMANA PARVATI (recientemente fallecida, 11-12-20)

HISTORIAS DE PARAMAHANSAJI – POR LA HERMANA PARVATI (recientemente fallecida, 11-12-20)

HISTORIAS DE PARAMAHANSAJI y su entrenamiento de los discípulos ~ Hermana Parvati, discípula directa, recientemente fallecida (11-12-20).

[De las notas de un devoto: La Hermana Parvati nos dijo que en esa ocasión ampliaría su charla dada en la Convención de 2017. Una lluvia ligera caía en Front Royal en la mañana de esta charla.]

El Maestro solía decir que este tipo de lluvia ligera que cae es algo muy auspicioso. Las lluvias en la India suelen ser a menudo muy fuertes. Este tipo de lluvia es la misericordia de Dios que cae sobre nosotros. Pensé en esta lluvia esta mañana como una lluvia bendita.

Quiero daros algunos pensamientos e historias sobre el Maestro y su entrenamiento.

Primero, quiero hablaros un poco sobre Mrinalini Mata. Cuando estaba preparando esta charla en abril [2017] hasta junio, ella todavía estaba con nosotros. …

El Maestro dijo que ya durante los primeros años le había dado un proyecto a Mrinalini Mata. Le pidió que estudiara la Autobiografía de un yogui. Llegó al ashram cuando tenía unos 14 o 15 años… Él le dio este proyecto casi de inmediato, porque vio lo que haría en el futuro. Dijo que ella tenía una gran sabiduría y amor. Le pidió que buscara en la Autobiografía cualquier palabra que no entendiera, y luego la interrogó. Esto fue alrededor de 1947. Las dos llegamos a mediados de 1946. Yo vine el mismo año que ella.

Este fue el comienzo de su entrenamiento para ser la editora de Sus escritos. Ahora tenemos el Bhaghavad Guita y La Segunda Venida. El Maestro la entrenó de tal manera que implantó en su alma Su forma de pensar y cómo hacer esto. Puede que tenga prejuicios, pero sé que mi Gurú es único en su transmisión del Guita. Leí muchas versiones (de este sagrado texto) mientras estaba en la India, y ninguna comparada con esta versión. Tenemos también La Segunda Venida, y ahora, pronto, las nuevas Lecciones. Vemos las cosas en las que el Maestro la guio, y siguió mejorando y editando a lo largo de los años. Él le dijo: “Estas Lecciones son el trabajo de tu vida”. Unos meses antes de su fallecimiento, finalizó las lecciones revisadas.

¡Ella fue tan humilde! Nos dijo: “No querría que nadie supiera que hice esto. Tiene que ver con la Administración (es como yo llamo a los Gurús). Es la obra del Maestro”.

Un grupo de monjas hablábamos con el Maestro en el comedor. Yo fui la última en partir, y me quedé sola en Su presencia. Se volvió hacia mí, y dijo con el sentimiento más profundo y tierno, refiriéndose a Mrinalini Mata: “¡Es tan humilde! ¡Es tan humilde!” Dijo esto en voz muy baja, y estaba tan conmovido, aunque Él era la humildad misma.

Aquellos de nosotros que estábamos con el Maestro vimos cómo él hablaba a través de ella con amor y sabiduría.

Estoy muy contenta de que tengamos al hermano Chidananda como nuestro nuevo presidente. Estoy tan reconfortada, porque sé que tuvo durante años el entrenamiento de Mrinalini Mata. El Maestro nos dijo: “Mantendréis puras las enseñanzas”. Los ministros dicen esto en nuestros votos. La ceremonia para convertirse en ministro fue hecha por Daya Mata en la habitación del Maestro en una ocasión. Incluía en los votos: “Como ministro, te esforzarás con todo el esfuerzo del alma por mantener las enseñanzas puras”.

 

La luz del maestro desde dentro

Cuando yo tenía unos 13 años, estaba limpiando el salón de la ermita. Era muy temprano. El pasillo de la sala de estar de la ermita es un pasillo muy largo y oscuro. Pocas luces encendidas en el comedor. El Maestro avanzó por el pasillo. Miré su rostro. Incluso en el pasillo oscuro estaba radiante de luz, desde la frente hasta el labio superior. Puedes ver esto en sus fotos. Yo estaba pensando: “Así que esta es la luz desde adentro”. Su conciencia estaba interiorizada. Me quedé muy quieta. Lo observé cuando pasó. Se trata de un recuerdo sublime. Esta no es una luz del exterior; es la luz interior de la divinidad.

La bondad del Maestro no tenía límites. Siempre fue atento y considerado. Puedes leer esta historia en el libro In Memoriam. El Maestro estaba sentado junto a la esposa del Embajador, la Sra. Singh. Un minuto antes de que se levantara para hablar, el Maestro llamó a un monje y le dijo: «¿Podría traerle un poco de mantequilla a la Sra. Singh?» ¡Imagina eso! Siempre pensaba en los demás en todas las condiciones. Toda su vida fue así. Así es la Madre Divina. Luego habló de la India, y luego dejó su cuerpo. Siempre pensaba en los demás.

Nuestra formación siempre estuvo basada en principios espirituales pero diseñada para satisfacer las necesidades individuales de cada uno. El Maestro nos dijo: “Cuando te miro a los ojos, veo claramente desde el principio”. Para aquellos que vinieron a recibir su entrenamiento, él podría ser insistente y si no entendíamos el asunto de que se tratara, podía llegar a ser vehemente. Él decía: “Quiero imprimir ciertas cosas en tu mente”. La mente y el ego pueden ser difíciles de desalojar. Pero entonces, llegábamos a su presencia siempre sintiendo el Amor Divino y una vez que éramos receptivos, todo cambiaba… después de eso, nunca volvía a mencionarlo. Sintonizaba con nuestras almas de muchas maneras, y le gustaba ver cómo responderíamos. Veía nuestro yo superior y quería sacarlo al exterior a través de estas pruebas para nosotros.

Y la mejor noticia es que todavía está a cargo, llevando a cabo este trabajo. Quienes tenemos responsabilidades en la organización somos conscientes de esto. Una vez, los monjes y monjas estabamos hablando de una decisión importante. Daya Ma nos dijo: “No me importa lo que penséis. No me importa lo que yo piense. Sólo me importa lo que el Maestro quiere que hagamos”. Se dio cuenta de que estábamos perdiendo el contacto con esa guía interior.

De las notas de un devoto.

 

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están desabilitados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar