HERMANO SEVANANDA – VER A DIOS EN TODAS LAS PERSONAS Y EN TODAS LAS COSAS

HERMANO SEVANANDA – VER A DIOS EN TODAS LAS PERSONAS Y EN TODAS LAS COSAS

Hermano Sevananda – Convención SRF / YSS 2018

Una parte importante de nuestra sadhana es ver a Dios en todas las personas y en todas las condiciones.Comenzaremos con una afirmación curativa:

“Querido Padre,

Cualesquiera sean las condiciones a las que me enfrente

Sé que representan el siguiente paso en mi desarrollo.

Daré la bienvenida a todas las pruebas

porque sé que dentro de mí

tengo la inteligencia para comprender

y el poder para vencer».

¿Cómo empieza la afirmación? «Querido Padre». Vemos a Dios como alguien amoroso, bondadoso y querido. Un Padre que nunca nos haría daño.

Luego viene, «Cualesquiera sean las condiciones a las que me enfrente». Ahora, la cosa está empezando a ponerse un poco tensa.

Podemos respirar más libremente cuando dice: “Sé que representan el siguiente paso en mi desarrollo”. Esto da sentido a las condiciones en las que nos encontramos. En realidad, podrían haber sido enviadas por Dios. Puede ser algo para darte mayor fortaleza. Otra posibilidad es que las condiciones no se den por accidente. Pueden ser el resultado de nuestro propio karma.

El Maestro nos señala dónde en el pasado usamos erróneamente nuestro libre albedrío, nuestras libres elecciones.

«Daré la bienvenida a todas las pruebas». Todos podemos estar de acuerdo en que esto es ir demasiado lejos. «¿Bienvenidos?» Eso simplemente parece no tener sentido.

Pero entonces el Maestro dice: “Porque sé que dentro de mí está la inteligencia para comprender y el poder para vencer».

Podemos salir victoriosos. ¿No es eso lo que todos estamos buscando? Estamos en un punto en el que conocemos el propósito de la vida. Sólo podemos ir hacia delante. Debemos esforzarnos y hacer surgir esa fuerza e inteligencia dentro de nosotros.

También sabemos que estas condiciones son puertas que conducen a la Inteligencia Divina y al gozo que estamos buscando. No solo debemos ver a Dios en todas las condiciones, sino también en todas las personas. (Tal vez pensaste, tal vez pueda pasar por alto lo último sobre ver a Dios en todas las personas). Eso podría ser un poco más difícil. Sustituye la palabra «condiciones» por «personas».

«Independientemente de las personas a las que me enfrente, sé que representan el siguiente paso en mi desarrollo». Ese podría ser el caso la mayoría de las veces.

Cuando alguien se quejaba de una persona difícil con el Maestro, él decía: «Si esa persona no existiera, tendría que crear a alguien como ella».

 Cuando trates con una persona que consideres difícil, pregúntate primero: “¿Tengo un problema o soy yo el problema? ¿Por qué está esta persona en mi vida? ¿Es esto algo que puedo cambiar? ¿Qué requiere esto? ¿Puedo ser amoroso? ¿Qué significa ser amoroso? ¿Puede significar ser perfecto?».

Durante el campamento de verano, una pequeña niña estaba usando su fuerza de voluntad. Tenía nueve años. Ella medita todos los días. Siempre que tenía un tiempo libre en la escuela, buscaba un lugar tranquilo para meditar. En una ocasión, otra niña estaba siendo intimidada por un estudiante que era mucho más grande que ella. Se acercó al matón y le dijo enfáticamente: «No te burles de ella, búrlate de mí. Yo sé quién soy. Pero tú no lo sabes». Esta era una pequeña niña, la más pequeña de su campamento. Al escuchar esta historia, sé que el futuro de SRF/YSS está en buenas manos.

Compartir la bondad siempre es importante junto con la fuerza y ​​el coraje, como el hermano Jayananda ha dicho. Tenemos que hacer lo que sea correcto según la situación. Quizás signifique que debemos responder con humildad. Sabemos lo que eso supone. Pero también puede significar resistir.

Todos nos enfrentamos a una gran variedad de problemas y eventos diarios. Y en ellos encontramos campo para el desarrollo del buen juicio al enfrentarlos adecuadamente. En esas ocasiones, no solo respondemos a una lista rígida de reglas, utilizamos también nuestra discriminación. Empezamos a adquirir comprensión mediante la sintonía interior.Necesitamos aprender qué hacer y cómo actuar, porque cuando nos vayamos de esta tierra, la Madre Divina no nos preguntará por la otra persona y qué nos hizo. Ella sólo nos va a hacer una pregunta. «¿Cómo respondiste?».

Y cuando aparezca la otra persona, a ella le preguntará: «¿Por qué lo trataste así?» Así que sólo necesitamos ver si hemos actuado de una manera que a Ella le agrada.

Etiquetas:
,
Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están desabilitados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar