FUERZA PARA HACER FRENTE A LAS DIFICULTADES DE LA VIDA

FUERZA PARA HACER FRENTE A LAS DIFICULTADES DE LA VIDA

DEVOTO: He escuchado a menudo que Dios le da a una persona sólo lo que puede soportar, que Dios no permitirá que seamos probados más allá de nuestras fuerzas para soportar y vencer. Si esto es así, ¿por qué algunas personas que están bajo un tremendo estrés tienen una crisis nerviosa o incluso se vuelven locas? Trabajo en un hospital psiquiátrico y veo a muchas personas que sufren de esta manera.

DAYA MATA: Cada uno de nosotros, al ser creados a imagen de Dios, está dotado de forma innata de la fuerza divina y la sabiduría para conquistar y superar todas las pruebas que la vida puede traer.Pero es el karma de cada uno, acumulado a lo largo de esta vida y en encarnaciones pasadas en las que ha habido un tipo de pensamiento o una vida equivocados, lo que impide la plena expresión de ese poder del alma indomable y el progreso espiritual que proviene de utilizar ese poder. Una persona gradualmente, durante muchas vidas, adquiere debilidades y cualidades negativas en la naturaleza de su ego y ya no puede percibir las cualidades siempre perfectas y cristalinas de la imagen de Dios dentro del alma.

Es absolutamente cierto que nadie es probado más allá de su nivel de fuerza y resistencia. ¡Pero la cuestión es que no todos persisten en el esfuerzo requerido para manifestar esa fuerza! ¿Lo ven? Algunas personas pueden soportar mucho sufrimiento, muchas dificultades; lo enfrentan con valentía y lo superan. Se vuelven mejores por eso y crecen a partir de esa experiencia. Pero otras personas, en el momento en que se enfrentan a la adversidad, colapsan. No han desarrollado suficientemente la perseverancia para cultivar esa fortaleza interior, para apoderarse y usar la fuerza que está latente dentro de ellos. Por eso es tan importante comenzar desde la infancia a entrenar los pensamientos y la voluntad para permanecer positivos y enfocados en Dios, para infundir la conciencia con coraje y fe. Ayuden a sus hijos a cultivar la actitud correcta hacia las dificultades de la vida y aliéntenlos a ser mentalmente fuertes.

Guruji solía decirnos cómo en la India algunos yoguis se acostaban sobre un lecho de clavos o practicaban ciertas austeridades durante años para construir dentro de sí mismos un tremendo poder mental. Por supuesto, él no recomendó tales medidas; sino más bien, que debíamos usar las pequeñas experiencias que se nos presentan todos los días para entrenarnos a lograr una mayor resistencia. Si te cortas el dedo, no te desmorones. Si te sucede una desgracia mayor, rehúsa permitir caerte en picado. Tienes que aprender el autocontrol; úsalo para elevar tu mente por encima de tus problemas. Recurre a tu creencia en Dios; afirma que Él está contigo, que su poder está dentro de ti. Toma conciencia de que no tienes que agitarte o dejar que tus emociones se apoderen de ti cada vez que ocurra algo adverso. El individuo que hace eso nunca se da cuenta del potencial de su fuerza innata que le ha dado Dios.

Para volver a su pregunta sobre los enfermos mentales, cuando las personas tienen crisis mentales que les llevan a perder el contacto con la realidad, es porque han vivido mal en esta vida o en una vida pasada. Han acumulado tal peso kármico de pensamientos o acciones equivocadas que la carga se ha vuelto abrumadora. Cuando eso sucede, la mente se detiene. No puede aguantar más; no puede funcionar normalmente, y a eso le sigue un desplome.

Si eso ocurre, no debes pensar que se pierde toda esperanza de progreso del alma para ese individuo. Cuando las personas han «perdido la cabeza», por así decirlo, es posible que no se comporten de una manera que es normal para nosotros, pero aún así, a través de las limitaciones mentales y la disfunción que tienen que enfrentar, se libran de gran parte de su deuda kármica. Mientras tanto, desde el comienzo de su enfermedad, sus acciones no los afectan kármicamente, porque las decisiones que toman no provienen de una conciencia normal y racional; dejan de ser conscientes de lo correcto o incorrecto de lo que están haciendo…

DEVOTO: ¿Quiere decir que si alguien que está loco comete un asesinato, no le afecta porque no es consciente de lo que está haciendo?

DAYA MATA: Puede haber todavía algunas reacciones kármicas como resultado de un acto así, dependiendo del grado de discapacidad mental. Sólo la persona que ha perdido su mente por completo está exenta de acumular consecuencias kármicas. Puedes decir que es por la compasión de Dios.

Ten esto por seguro: Dios no ha abandonado a tales almas. No puede; y Él no lo hará. Cada uno de sus hijos es precioso para él. Necesitamos recordar esto y tener compasión, y debemos orar por tales individuos.

Para aquellos como usted que sirven en hospitales psiquiátricos, permita que su esfuerzo principal para ayudar a los enfermos mentales sea mostrarles toda su amabilidad y amor. Lo necesitan… Por supuesto, requieren una terapia adecuada, pero, sobre todo, les ayuda el amor, la amabilidad y la paciencia. El amor de Dios es la verdadera panacea para todos los males. Cualesquiera que sean los métodos externos que se puedan usar, es en última instancia, su poder trabajando a través de nuestro amor, nuestras oraciones y nuestras habilidades curativas lo que lleva a cabo la curación. ¿A quién más podemos recurrir cuando estamos sufriendo?

Uno de los cantos bengalíes tradicionales que Guruji cantó con nosotros describe este recurso a las bendiciones de Dios:

A Ti van con su dolor, por tu consuelo

A tu vera han venido, oh Dios; colma Tú cada corazón

¿Dónde irán con su error los que han caído?

Nada tienen sin Ti, Señor,

No les dejes, dales tu favor.

«Han oído tu nombre»

Cantos Cósmicos, Paramahansa Yogananda)

 

Extractos de la revista Self-Realization, otoño de 2007

Etiquetas:
Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están desabilitados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar