FUERZA PARA HACER FRENTE A LAS DIFICULTADES DE LA VIDA – POR SRI DAYA MATA

FUERZA PARA HACER FRENTE A LAS DIFICULTADES DE LA VIDA – POR SRI DAYA MATA

Fuerza para hacer frente a las dificultades de la vida por Sri Daya Mata

Paramahansaji: “Hay una manera de conquistar la vida. La verdadera victoria consiste en conquistarte primero. La actitud de la mente hacia las condiciones que te afectan es de suma importancia. Si la actitud de la mente cambia constantemente de acuerdo con tus gustos, entonces está perdiendo. El hombre que es física y mentalmente perezoso es el que es el verdadero fracaso en esta vida. No el que está constantemente intentando mejorar, ni el que está físicamente enfermo. El que está invicto por dentro es la persona victoriosa de la vida».

«Señor, estás conmigo, estoy bien»

… Debemos estar siempre centrados en ese Amado Divino, sin importar lo que pase en este mundo… Sí, la vida no es fácil, lo admito. La vida tiene sus cruces. Pero para llevarlas con fe, para llevarlas con fuerza, para llevarlas con un sentido de: «Señor, Tú estás conmigo, estoy bien». Así es como debemos vivir en este mundo.

Guruji dice: «Por lo tanto, cada uno de ustedes debe llevar su carga de deberes mientras piensa en Él». Él es la fuerza que se nos da para llevar a cabo todas esas tareas, todos esos quehaceres. Y cuando Él decida que ya no necesitamos esas tareas en particular, levantará esa carga de nuestra espalda. ¡Y nos dará otra, sin duda! (Muchas risas). Pero Él también nos dará la fuerza necesaria para lidiar con ella. Él no le daría a un “niño” en el sendero la cruz de Cristo para que la llevara. Se la dio a alguien que tenía la fuerza para llevarla.

Nunca recibimos ninguna carga que sea mayor que nuestra capacidad para llevarla. Pero Él nos lleva justo al punto en que pensamos que no podemos sobrellevarla porque, como sabes, si quisiéramos fortalecer este músculo, acaso usaríamos peso muy ligero, como un “tiddly wink” (Risas) ¿Sabes qué es un “tiddly wink”? (es un disco pequeño y muy ligero de plástico utilizado en el juego de un niño). No es suficiente para fortalecer el músculo, ¿no es así? Entonces, lo que haces, es obtener una roca de cinco o diez libras y tratas de levantarla (Ma contrae su brazo arriba y abajo) y de ese modo, le estás dando el ejercicio necesario.

Entonces, cuando tengas una carga, piensa que el Señor no te ha dado un pequeño y ligero guijarro para llevar, sino que te ha dado lo suficiente que puedes llevar para fortalecer tu fe, para fortalecer tu determinación, para darte la oportunidad de desarrollar esta máquina maravillosa que es la mente, la cual aún no ha sido aprovechada completamente por la ciencia, y que sólo será totalmente aprovechada por la Conciencia Crística, solo será totalmente entendida cuando nos unamos con el Amado Divino. Tal es su grandeza.

De «Seguridad en un mundo de cambio» DVD / Data Mataji

 

Devoto: A menudo he escuchado que Dios le da a una persona sólo tanto como él o ella pueda soportar, que Dios no nos permitirá ser probados más allá de nuestra fuerza para soportar y superar. Si esto es así, ¿por qué algunas personas con un estrés tremendo tienen una crisis nerviosa o incluso pierden la cabeza? Trabajo en un hospital mental, y veo a tantas personas que sufren de esta manera.

Daya Mata: Cada uno de nosotros, habiendo sido creado a la imagen de Dios, está dotado de forma innata con la fuerza y ​​la sabiduría divinas para conquistar y superar todas las pruebas que la vida pueda traer. Pero es nuestro karma, acumulado a lo largo de esta vida y en las encarnaciones anteriores (en la que ha habido pensamientos incorrectos o una vida incorrecta), lo que impide la expresión plena de ese poder indomable del alma y el progreso espiritual que viene de utilizar ese poder. Una persona gradualmente, a lo largo de muchas vidas, toma las debilidades y las cualidades negativas en la naturaleza del ego y ya no pueden percibir las cualidades de la imagen de Dios en el alma.

Es absolutamente cierto que nadie es probado más allá de su nivel de fuerza y ​​resistencia. ¡Pero la cuestión es que no todos persisten en el esfuerzo requerido para manifestar esa fuerza! ¿Lo ves? Algunas personas pueden soportar mucho sufrimiento, una gran cantidad de dificultades; lo enfrentan con coraje y lo vencen. Se hacen mejores por ello, y crecen a partir de esa experiencia. Pero otras personas, en el momento en que se enfrentan a la adversidad, colapsan. No han desarrollado suficientemente la perseverancia para cultivar esa fortaleza interior, para tomar y usar la fuerza que está latente dentro de ellos. Por eso es tan importante comenzar desde la infancia a entrenar los pensamientos y poder permanecer positivo y, dirigido por Dios, para infundir la conciencia con coraje y con fe. Ayuda a tus hijos a cultivar la actitud correcta hacia las dificultades de la vida, y anímalos a ser mentalmente fuertes.

Guruji solía decirnos cómo en la India, algunos yoguis se tienden en un lecho de clavos, o practican ciertas austeridades durante años para construir dentro de sí mismos un tremendo poder mental. Por supuesto, no recomendó tales prácticas; más bien, que se deben usar las pequeñas experiencias que vienen a nosotros todos los días para entrenarte hacia una mayor resistencia. Si te cortas el dedo, no te sientas destrozado por ello. Si te ocurre alguna desgracia más grande, niégate a caer en picado. Tienes que aprender el autocontrol. Úsalo para elevar tu mente más alto que tus problemas. Usa tu creencia en Dios; afirma que Él está contigo, que su poder está dentro de ti. Date cuenta de que no tienes que agitarte o dejar que tus emociones se hagan cargo cada vez que ocurre algo adverso. El individuo que hace eso nunca se da cuenta del potencial de su fuerza innata dada por Dios.

Para volver a tu pregunta sobre los enfermos mentales, cuando los individuos tienen crisis mentales que los llevan a perder el contacto con la realidad, es porque han vivido mal en esta vida o en una vida pasada. Han acumulado tal peso kármico de pensamientos o acciones erróneas que la carga se ha vuelto abrumadora. Cuando eso sucede, la mente se detiene. No puede aguantar más; no puede funcionar normalmente, y surge una crisis.

Si eso ocurre, no debes pensar que toda la esperanza del progreso del alma se pierde para ese individuo. Cuando las personas «han perdido la cabeza», por así decirlo, pueden no comportarse de una manera que sea normal para nosotros, pero aún a través de las limitaciones mentales y la disfunción a las que tienen que hacer frente, queman gran parte de su deuda kármica. Mientras tanto, desde el inicio de su enfermedad, sus acciones no les afectan kármicamente, porque las elecciones que hacen no las realizan desde una conciencia normal y racional; dejan de ser conscientes de lo correcto o incorrecto de lo que están haciendo…

Puedes decir que esto es la compasión de Dios. Sabe esto con certeza: Dios no ha abandonado a tales almas. No puede; y no quiere. Cada uno de sus hijos es precioso para Él. Necesitamos recordar esto y tener compasión, y deberíamos orar por tales individuos.

Para aquellos como tú que sirven en hospitales mentales, tenéis que hacer que vuestro principal esfuerzo en ayudar a esos enfermos mentales sea para mostrarles en toda ocasión amabilidad y amor. Necesitan eso… Por supuesto, requieren terapia adecuada, pero, sobre todo, son ayudados por el amor, por la amabilidad y la paciencia. El amor de Dios es la verdadera panacea para todos los males. Se pueden usar cualquier método externo, en última instancia, es Su poder trabajando a través de nuestro amor, nuestras oraciones y nuestras habilidades de curación que promueven la curación. ¿A quién más podemos volvernos cuando estamos sufriendo?

Uno de los cantos bengalíes tradicionales que Guruji cantaba con nosotros, describe este recurso a las bendiciones de Dios:

¡A los que están desesperados, enjuga Tú sus lágrimas!

A tu puerta han venido, Señor; dales audiencia, Señor.

Los que se ahogan en el pecado, ¿a quién irán?

No tienen a nadie, Señor; no los rechaces, Señor. *

(De «Han escuchado tu nombre», Cantos Cósmicos de Paramahansa Yogananda)

 

Extractos de la revista de SRF, otoño, 2007

 

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están desabilitados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar