EL PODER DE LA MENTE Y LA ACTITUD CORRECTA ANTE EL DOLOR – MRINALINI MATA

EL PODER DE LA MENTE Y LA ACTITUD CORRECTA ANTE EL DOLOR – MRINALINI MATA

 

El poder de la mente y la actitud correcta ante el dolor

El yogui también debe aprender a mantener la ecuanimidad al tratar con la enfermedad y el sufrimiento corporal. Esta es quizás una de las pruebas más difíciles, porque cuando hay dolor en el cuerpo, es difícil practicar la filosofía de que la materia es irreal, o darse cuenta de que «yo no soy el cuerpo«. ¡En ese momento te sientes muy identificado con la forma física!

El Maestro nos demostró cómo se debe reaccionar ante el sufrimiento y el dolor en la forma física – manteniendo una ecuanimidad imperturbable y una actitud de entrega y fe en Dios, mientras se hace el esfuerzo constante de ejercer el poder de la mente sobre la materia, de la mente sobre el dolor.

Se dice que los grandes santos y maestros, aquellos que se han unido de nuevo a Dios, tienen la capacidad de asumir los efectos kármicos de las acciones erróneas de los demás, y de quemarlas en sus propios cuerpos. Esto puede compararse con la situación de una persona muy débil que está a punto de ser golpeada por una persona muy fuerte. Si otro individuo fuerte se pone delante de la persona débil, puede soportar el golpe, pues no le afecta mucho, mientras que el golpe podría haber sido mortal para la persona débil.

Nuestro propio Gurú tiene esta capacidad de ayudar a otras almas y aliviar sus cargas. Le vi hacerlo muchas veces; y él mismo nos dijo, «He tomado el karma de todos ustedes, y de tantos otros «. Devotos de todo el mundo le escribían y le pedían curación. Le recuerdo leyendo estas cartas por las mañanas. Se sentaba en su silla, con las piernas cruzadas en meditación, y rezaba profundamente por cada uno de ellos. Durante esas ocasiones, veíamos a veces manifestarse en el propio cuerpo del Maestro algunos síntomas de una enfermedad que había tomado, por la gracia y el poder de Dios, de un individuo que había buscado su ayuda.

Hacia el final de su vida, el Maestro nos dijo que Dios le había advertido que ya había tomado en su cuerpo demasiado karma de otros. «La Madre Divina me dice que no debo tomar más«, dijo. Pero nunca le vi rechazar a nadie. No podía.

Guruji no sólo absorbió el karma de los individuos que buscaban su ayuda, sino que también tenía el poder de absorber lo que se llama karma colectivo*. Las almas muy grandes pueden hacer esto; por eso Juan el Bautista pudo decir de Jesús que «es el que quita el pecado del mundo». Por ejemplo, durante la Guerra de Corea, que comenzó en 1950, a veces estábamos con Gurudeva y escuchábamos sus palabras durante los profundos estados de samadhi cuando gritaba de dolor al sentir las balas de las ametralladoras en su propio cuerpo, y el sufrimiento de los muchachos que morían en el lejano campo de batalla. Pasó por experiencias similares durante la Segunda Guerra Mundial, así como a finales de la década de 1940, cuando en la India hubo grandes inundaciones, hambruna e inanición. En su unidad-samadhi con la humanidad afligida, experimentó en su propia forma las agonías de ese sufrimiento, ya que Dios le permitió absorber gran parte de la carga del karma colectivo para aliviar el dolor y la oscuridad de la humanidad.

* “El karma combinado de grupos de individuos –grupos sociales o raciales, o naciones, por ejemplo– o del mundo en general, constituye el karma colectivo de la tierra o partes de ella…. Una reserva de buen karma colectivo, producto de vivir en armonía con las leyes y fuerzas divinas, bendice el ambiente terrestre del hombre con paz, salud, prosperidad. El mal karma masivo acumulado precipita guerras, enfermedades, pobreza, terremotos devastadores y otras calamidades similares” – Paramahansa Yogananda

 

De Lecciones prácticas en la manifestación de la Conciencia Divina en la vida diaria

Fragmentos de un Satsanga ofrecido por Sri Minalini Mata en Auckland durante una visita a los centros de SRF en Australia y Nueva Zelanda en 1966.

 

 

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están desabilitados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar