ANANDA MATA, «TODA SU VIDA FUE GURÚ . BHAKTI» por Mrinalini Mata

ANANDA MATA, «TODA SU VIDA FUE GURÚ . BHAKTI» por Mrinalini Mata

MRINALINI MATA:

Durante sesenta años tuve la bendición de estar en compañía de la amada [Daya] Ma y de Ananda Ma; Faye y Virginia, como el Maestro solía referirse a ellas en aquellos primeros días: «Dos guisantes en una vaina». Difícilmente se podría pensar en una sin la otra.

Conocí a Ma y a Ananda Ma de los servicios del templo en San Diego cuando mi familia iba a escuchar las conferencias de Gurudeva los domingos. Estas dos discípulas del Maestro solían bajar los escalones hacia el templo justo después de que el Maestro hubiera subido al podio y estuviera listo para hablar. Solíamos mirarlas; uno de los jóvenes devotos dijo, y todos estuvimos de acuerdo: «¡Sabes, cuando bajan esos escalones, no caminan, flotan!» y todos estuvimos de acuerdo. En nuestras mentes, aquellas personas que estaban cerca del Maestro eran ángeles, tal como el hermano Anandamoy ha expresado… (Se publicará próximamente)

TODA SU VIDA FUE GURÚ-BHAKTI

Toda su vida fue Gurú-bhakti (devoción a Dios en el Gurú) a través del servicio al Maestro. Después de que Gurudeva dejó su cuerpo, ese Gurú-bhakti no terminó …

Las palabras de Gurudeva para nosotros fueron: «Cuando ya no esté en el cuerpo, esta organización será mi cuerpo. De la misma forma que han ayudado y han servido a esta forma mientras estoy aquí, sirvan a esta organización”. Sin perder ni un paso, Ananda Ma continuó sirviendo. Asumió más y más deberes en varias áreas de la obra, siempre con el mismo cuidado diligente. Cuando la responsabilidad de la sociedad del Maestro recayó en los hombros de Daya Ma, Ananda Ma estaba allí, tal como había estado con Gurudeva, para ayudar de todas las formas, pequeñas y grandes…

Uno podría preparar un informe o propuesta sobre algún aspecto de la obra, pensando que había sido completamente concienzudo al enumerar todos los puntos que debían abordarse. ¡Y podría enviarlo al escritorio de Ananda Ma y ella agregaría diez más! Pero esa era su devoción. Como solía decirnos Guruji: «Cualquier cosa que valga la pena hacer, vale la pena hacerlo bien». Ella se tomo esto completamente en serio. En todo lo que hizo, ella dio un mil por ciento de sí misma para cumplir con sus responsabilidades. Guruji nos enseñó a todos a hacer esto, y ella ciertamente destacó en esto.

Ella aplicó esa conciencia, por ejemplo, para preservar estos edificios, estas casas de Dios, donde Gurudeva había vivido y comenzó su gran obra. Mount Washington, la Ermita de Encinitas, el Ashram de Hollywood, el Santuario de El Lago, se mantienen muy bien porque su mantenimiento estaba bajo su supervisión. No fue solo porque «estos son edificios bonitos, y deben mantenerse». Fue porque eran parte de Gurudeva. Ese cuidado se extendió a cada pequeño arbusto y árbol en el jardín que el Maestro había plantado y que amaba; ella los protegió mucho. Su fuerte convicción y su incansable esfuerzo fue: «Presérvenlos mientras la naturaleza les permita vivir», porque eran parte de Gurudeva.

Se ha dicho muchas veces que Ananda Ma vivió su vida muy en el fondo, “tras el escenario” … Pero en 1981, cuando había muchos asuntos administrativos que necesitaban ser atendidos en la India, y Ma no podía ir, ella nos envió a Ananda Ma y a mí. Durante esa visita, sucedió que el cuerpo de Ananda Ma se puso malo, y se determinó que ella tendría que descansar unos días…

Un día, algunos de los miembros más queridos y cercanos descubrieron dónde estaba ella; y cuando entré a su habitación había un grupo de devotos reunidos alrededor de su cama. ¡Allí estaba ella, sentada, dándoles la satsanga más hermosa! Le estaban pidiendo consejo y ayuda sobre sus problemas espirituales, y ella les estaba dando un consejo ¡tan maravilloso! Me quedé en la puerta escuchando durante casi una hora. Fue muy hermoso de ver; me dije a mí misma: «Toda esta sabiduría, todo este amor que está dentro de ella, ¡solo lo está derramando!” …

Una vida bien vivida en este mundo nos da algo a todos; y esto es totalmente cierto de la vida que vivió nuestra querida Ananda Ma, ese ejemplo de Gurú-bhakti. Y para honrar realmente lo que ella es, no lo que era, si no lo que es, porque ella siempre será una parte integral de la obra de Gurudeva, debemos recordar y aplicar su ejemplo: que Gurú-bhakti se da en la forma más elevada a través del servicio desinteresado a su causa.

Han escuchado muchas historias de cómo ella nunca se reservó nada en las horas y la energía que dio. No importaba cuán pequeña o cuán grande fuera la responsabilidad, ni el problema o el deber, ella hacía que todo se relacionara con Dios y el Gurú – así es la forma en que Ananda Ma vivió su vida. Tanto si estaba trabajando en tareas administrativas o si ella estaba llevando tranquilamente el coche de Gurudeva para que lo lavaran y pulieran antes de que él fuera a uno de sus servicios para dar conferencias en el templo, era siempre con la misma devoción, con el mismo cuidado.

Ella era una hermana para mí, una discípula honrada que estuvo a los pies de Gurudeva, una mentora espiritual y un ejemplo… El Maestro nos dijo a quienes estábamos a su alrededor que habíamos estado muchas veces con él en el pasado. Así que ese vínculo está ahí, y la muerte no puede cortarlo, ni puede cortarlo para todos ustedes. Siempre sabrán, cuando sirvan bien y de manera ejemplar, que están siendo los ángeles del Maestro, como lo son Ananda Ma y Daya Ma y los otros chelas de los cuales Gurudeva dijo: «Dios me ha enviado ángeles». Entonces él nos mirará a cada uno de nosotros y dirá: «¡Ahora, todos deben comportarse como ángeles!»

Siento que es un honor decir incluso una pequeña palabra de amor y aprecio por un alma tan querida, tan elevada a la vista de Dios y del Gurú y en la amistad divina de todos nosotros. Jai Guru!

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están desabilitados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. política de coookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar